Aplicación de ventosas

Es una terapia muy antigua, cuyos registros se encuentran en diversas partes del mundo, incluso nuestras abuelas las utilizaban con asiduidad para los resfriados, empachos, etc.

La terapia de aplicación de ventosas tiene en China una larga historia que se remonta a más de 3.000 años. Es un método creado y desarrollado por los trabajadores conformando parte del tratamiento de la Medicina Tradicional China.

También los egipcios, romanos y griegos la usaron y dejaron constancia escrita de su uso, siendo defensores de sus numerosos beneficios físicos y psíquicos. En Europa y América los médicos empezaron a utilizarla a principios del siglo XIX y desde entonces ha venido confirmándose clínicamente lo que la observación había mostrado: la aplicación de ventosas aporta numerosos beneficios para la salud.

La medicina árabe las utiliza desde hace miles de años con registros de innumerables enfermedades tratadas, las llamaban “Hijhama”. Incluso las utilizaban en determinados días del mes respetando los ciclos lunares para obtener mejores efectos terapéuticos.

Las ventosas pueden ser de cristal, de bambú, de cerámica o de arcilla, de plástico con bomba de aspiración, con pera de goma o magnéticas.

La ventosa queda fijada a la piel aplicando una succión. En el caso de ventosa de cristal se consigue dicha succión aplicando calor, a lo cual se añade el beneficio del calor a la terapia, causando una gran sensación de bienestar y relajación, muy útil en lumbalgias y problemas reumáticos.

En casos agudos como tendinitis, grandes sobrecargas o contracturas se aplica ventosa de plástico, que al colocarla ésta realiza succión de la sangre estancada, consiguiendo la llegada de sangre renovada a la zona y la salida de la sangre estancada que estaba produciendo la inflamación. Este tratamiento tiene grandes beneficios y muy buenos resultados, quitando la tendinitis y el dolor al instante.

Las ventosas tratan todo tipo de enfermedades crónicas, nerviosas (depresión, insomnio), dolores, problemas musculares, tendinosos u óseos. Además, ayudan a lograr un profundo estado de relajación y bienestar.

Las ventosas se pueden aplicar de varias formas: pueden dejarse fijas, pueden quitarse y ponerse rápidamente, pueden moverse una vez aplicadas, se pueden sacudir, girar…

Ventosas fijas

Consiste en colocar las ventosas y dejarlas inmóviles sobre la piel hasta 20 – 30 minutos. La aplicación de ventosas fijas habitualmente deja una marcas circulares en la piel, son hematomas provocados por la succión. La sangre y las toxinas han aflorado a la piel. Estas marcas desaparecen en unos días.

Ventosa móvil

Consiste en hacer deslizar las ventosas por la espalda mientras se mantiene el efecto ventosa. Para ello, antes de colocarlas, se aplica aceite sobre la piel para lubricarla y facilitar los movimientos. Esta segunda opción es mucho más potente que un quiromasaje, ya que la succión que ejerce la ventosa hace que el masaje sea mucho más profundo. El alivio del dolor es inmediato, consiguiendo grandes resultados en tan sólo una sesión. Es altamente recomendado en contracturas y dolores musculares, tendinitis, estrés, etc. Es tan agradable como un masaje, aunque a veces, puede llegar a dolor.

ACCIONES DEL MASAJE CON VENTOSAS:

  • Efecto revulsivo (inflamación externa para quitar un problema interno).
  • Alivia la inflamación.
  • Expulsa la congestión.
  • Efecto relajante muscular.
  • Regulan el sistema nervioso.
  • Efecto analgésico.
  • Estira los músculos y el tejido conectivo.
  • Suelta las adhesiones.
  • Suministra sangre a la piel y limpia toxinas.
  • Estimula el metabolismo.
  • Regulan el sistema nervioso.
  • Aumentan las defensas.
  • Mejoran los tendones.
  • Indicado en enfermedades internas, en las del sistema nervioso o locomotor; (resfriado, asma, celulitis, dismenorrea, parálisis facial, entumecimiento, etc.).

About these ads
Esta entrada fue publicada en Tratamientos corporales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s